Friday, March 24, 2017

Museo del Litoral Boliviano Héroes anónimos de la Guerra del Pacífico

El Museo del Litoral Boliviano, ubicado en la calle Jaén, presentó la nueva museografía que se tendrá en tres de sus salas, dentro de las cuales se pueden observar las fotografías y leyendas de los muchos héroes anónimos, quienes fueron los que valientemente defendieron la costa boliviana.

HÉROES DESCONOCIDOS

En las instalaciones del Museo del Litoral llama la atención una de las leyendas que hace referencia a las mujeres conocidas como Rabonas, madres y esposas, que a pesar de los largos trayectos acompañaban a los soldados del Ejército Aliado (Boliviano- Peruano) en las marchas y campañas militares.

Estas mujeres cargaban las provisiones y los hijos en sus espaldas, acompañando el paso militar de las columnas; y a pesar del cansancio, durante los descansos, preparaban la comida para las tropas y los hijos, que estaban junto a ellas, se lee en una de las leyendas del Museo.

Según describe, el registro de la Memoria Gráfica de Reintegración Marítima de Bolivia, muchas mujeres llevaban incluso las armas para apoyar a los soldados; el número de ellas era de mil quinientas mujeres y más de un centenar de niños, todos ellos héroes anónimos que fueron a defender el Litoral Boliviano.

ENFERMERAS Y MÉDICOS

La fotografía de Ignacia Zeballos Taborga (1831-1904) se exhibe en el Museo del Litoral, como testimonio de su valor fue una mujer que se enlistó en el “Escuadrón Velasco”, formado en Santa Cruz. Al llegar a Tacna se incorporó como enfermera en la Cruz Roja, antes llamada Ambulancia, y participó en las batallas de Ite y Molquegua cargando a los niños de las Rabonas y los rifles de los soldados. En 1880 fue ascendida a Coronela del Ejército boliviano, grado otorgado por la convención nacional, por su valor en el campo de batalla.

Un médico que también resaltó por su labor en el conflicto bélico entre Bolivia y Chile fue el doctor Bailón Mercado (1900-1968), quien fue médico, político y diplomático. Conformó el escuadrón Velasco, formado por voluntarios cruceños especializados en el área de la medicina, para defender la patria en la Guerra del Pacífico, después de la derrota fue tomado como prisionero; a su liberación retorno a Santa Cruz, su fotografía está expuesta en el Museo, como testimonio de su entrega y valor en el campo de batalla.

FLOTA NAVAL

En las costas bolivianas se alzaban imponentes siete barcos de propiedad del Estado Boliviano. Según registro de la Memoria Gráfica de Reintegración Marítima de Bolivia, estos barcos fueron navegados por valerosos marinos, héroes anónimos. Los barcos que ondeaban la bandera boliviana en las playas del Pacífico fueron: El Bergantín “María Luisa”, que era un buque de dos palos mayores y velas cuadradas, a este se le atribuye la captura, en el año 1843 del barco pirata Rumena, que realizó una incursión pirata a Mejillones para cargar guano.

El Bergantín “Illimani”, embarcación adquirida el año 1844 por el presidente José Ballivian, en calidad de guardacostas del Litoral boliviano; el cañonero “El Morro” era un buque dedicado a las actividades de vigilancia y Patrullaje Costero en el departamento del Litoral, eventualmente transportaba pasajeros y mercaderías.

El “Guardacostas General Sucre” era una embarcación de la Escuadra Naval Boliviana, que operó desde el año 1844, protegiendo las costas marítimas de Bolivia. La embarcación “Bolívar” fue uno de los transportes modernos de la Escuadra Naval Boliviana; la misma ha sido adquirida por el Mariscal Antonio José de Sucre, el año 1826.

El “Sorata” fue un barco vigía que el gobierno del general Hilarión Daza adquirió, y el “Chachamocha” que formó parte de la Escuadra Naval desde 1826 poseía una estructura de 200 toneladas.

MUSEO

El Museo del Litoral Boliviano se inauguró en 1979, al recordarse un centenar de años desde la guerra en la que el país perdió sus costas. El repositorio tiene tres pilares fundamentales: la conservación de los bienes, la investigación y la difusión.

Está abierto de martes a viernes, de 09.00 a 12.30 horas y de 15.00 a 19.00 horas; sábados y domingos, de 09.00 a 13.00 horas.

El responsable del repositorio, Dante Vera, aseguró que la nueva museografía “se basa más en los hechos, las consecuencias y lo que queda actualmente. En esta presentación, quisimos hacer una instalación de videos, para que los espectadores puedan recibir otro tipo de sensaciones sobre el tema. Al quedarse ahí por un momento, se escucha el sonido del mar”.

Thursday, March 23, 2017

En el Espacio Simón I. Patiño Obra Poética de Rubén Vargas se presentará mañana

Mañana, viernes, en el Auditorio del Espacio Simón I. Patiño se llevará a cabo la presentación del libro Rubén Vargas Portuga, Obra Poética, a cargo de Benjamín Chávez y Julián Vargas Talavera, a horas 19.30.

COMPENDIO DE OBRAS

El libro es un compendio de toda la poesía de Rubén Vargas (La Paz, Bolivia 1959-2015). Se trata de dos libros publicados por él: Señal del cuerpo (1986), La torre abolida (2004), y el libro inédito: El viaje a Lisboa. Sumados a estos tres poemarios, el libro Rubén Vargas Portuga, Obra Poética, incluye la poesía dispersa, es decir, los poemas que Vargas publicó en revistas.

Finalmente, el libro se complementa con dos textos sobre su poesía, escritos por Luis H. Antezana y Eduardo Mitre. Obra Poética es el segundo volumen de los tres que publicará Plural Editores como homenaje a Rubén Vargas. El primero reunió su columna periodística dominical Perdido viajero y el tercero estará abocado a su labor crítica.

El Auditorio del Espacio Patiño está ubicado en Sopocachi, avenida Ecuador 2503 esquina, Belisario Salinas, edificio Guayaquil, mezzanine, el ingreso es libre para todos los amantes de las letras.

Wednesday, March 22, 2017

Desde hoy en el Museo Nacional de Arte Ernesto Azcuy presentará “Sangre Blanca de la Selva”

El Museo Nacional de Arte decidió extender su calendario de exposiciones temporales durante este año, con la presentación de la muestra “Sangre blanca de la Selva–Pinturas e Instalaciones de Ernesto Azcuy”, que se inaugurará hoy, a partir de las 19.00 horas, en el Patio de Cristal del recinto.

Juan Fabbri, curador de la muestra, explicó: “Ernesto Azcuy nos presenta una serie de pinturas, collages digitales e instalaciones. En las hendiduras de cada una de las obras, se puede observar fotografías y dibujos elaborados en el corazón de la Amazonía, hechos por viajeros, cronistas, misioneros y naturistas en los siglos XIX y XX”.

Azcuy recomienda observar y reflexionar sobre las imágenes históricas cargadas de sentido político, ético y estético, sobre las cuales el artista expresa sus emociones. Al mismo tiempo, el autor promueve el análisis de las imágenes que expone como testimonios de la colonización en la Amazonia, estos reflejos que hieren y que plantean recordar para evitar el olvido.

Es de esta manera que el artista presenta obras que evocan los procesos de colonización y las expediciones, primero por el oro y los minerales preciosos, después por el caucho y la castaña y probablemente hoy por petróleo, gas natural, madera o la construcción de hidroeléctricas y carreteras.

OBSERVACIÓN CRÍTICA

La exposición propuesta por Azcuy gana relevancia, pues el artista propone preguntarse críticamente cómo mirar e imaginar la Amazonia. ¿Qué actitud se tiene como sociedad sobre estos territorios? ¿Las reacciones han cambiado? Si se imagina la Amazonia como la Tierra desconocida, esa tierra de nadie, vacía, de donde podemos extraer recursos naturales. Sin duda, a pesar de los signos históricos, la Amazonia sigue siendo un lugar donde diversas culturas se desarrollan, con sus filosofías y costumbres propias, artes y caminos particulares, que se espera no sean -de nuevo- violentamente interrumpidos por los deseos de poseer y controlar los recursos naturales.

Álvaro Díez Astete, antropólogo describe a la muestra como: un intento magnífico de hacer del espacio pictórico un escenario donde se unen, de modo creador y crítico, la historia y el arte.

Agrega: “El mundo amazónico es retratado en esta obra sin racionalismos, con alta poesía, donde se muestran los rastros de la humillación y la ofensa, que la selva sufrió en el siglo XIX, cuando fue brutalmente invadida, asechada y macheteada: Durante décadas los depredadores mezclaron la sangre blanca de la amazonia -el látex- con la sangre roja de los indígenas, para formar las “bolachas” que les enriquecía. El horror genocida de la codicia arrasó a bala e incendió las aldeas de decenas de pueblos de cazadores-recolectores-agricultores estacionales, asesinando miles de indígenas”.

Ernesto Azcuy se propuso hacer una reconstrucción de partes de esa memoria amazónica, y lo logró a través del uso sensitivo de texturas desafiantes en los lienzos digitalizados, combinando múltiples fuentes y técnicas.

POR LA AMAZONIA

Las melodías características de la Amazonia acompañan esta visión pictórica, magia profunda del canto del uirapurú, esta ave que según cuenta la leyenda, alguna vez fue un ser humano y que por un amor se hizo pájaro de las soledades profundas en la selva infinita, volviéndose así ave sagrada, cuyo canto místico acompaña el recorrido de la muestra.

ARTISTA

Ernesto de la Caridad Azcuy Domínguez nació el 7 de noviembre de 1957, en La Habana, Cuba, de formación autodidacta, es pintor, publicista y diseñador gráfico. Miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), Oficina Nacional de Diseño (ONDI), Asociación Cubana de Comunicadores Sociales (ACCS), Registro del Creador de Obras de Artes Plásticas y Aplicadas. Ha incursionado con éxito en el diseño para TV y cine siendo en el diseño gráfico donde ha alcanzado mayor desarrollo. Fundador de la Bienal Internacional del Cartel en Bolivia y el Grupo Promotor del Diseño Gráfico Catalográfica. Actualmente radica en Cobija, Pando, dedicado a su propia obra sobre la amazonía. La muestra permanecerá abierta al público hasta el domingo 16 de abril en ambientes del Museo Nacional de Arte (MNA), ubicado en la calle Comercio y Socabaya.

Tuesday, March 21, 2017

Oruro Varias actividades junto a la Casa "Simón I. Patiño"


Obras de Juan Carlos Bustos listas para ser apreciadas
Respondiendo a las necesidades culturales de la ciudad, Extensión Cultural de la Universidad Técnica de Oruro (UTO), preparó en la Casa de la Cultura "Simón Iturri Patiño" varias actividades, como exposiciones históricas y artísticas, conferencias magistrales, entre otras, en su mayoría en homenaje al Día del Mar.

El jefe de Extensión Cultural de la UTO, Maclovio Marconi explicó que las actividades comenzaron con la muestra de documentos históricos del coleccionista Víctor Hugo Ramos, que se mantendrá hasta hoy en el salón de exposiciones temporales de la Casa "Simón I. Patiño".

"Estamos en fechas muy especiales, por eso es que se programaron diferentes actividades, como la exposición de documentos y archivos históricos de la Guerra del Pacífico, del doctor (Víctor Hugo) Ramos Martínez, en un maravilloso espacio que refleja la historia del tan mentado Día del Mar", refirió Marconi.

El miércoles 22 de marzo a las 11:00 horas, en el salón de exposiciones temporales de la Casa de la Cultura "Simón I. Patiño", se inaugurará la muestra de esculturas del artista plástico orureño que radica en Cochabamba, Juan Carlos Bustos, que presentará más de 50 de sus obras.

Por la noche, el mismo miércoles se cumplirá con la conferencia "A 138 años de la Guerra del Pacífico (1879-2017)", que tendrá como expósitos a Javier Cárdenas Medina, quien es presidente de la Sociedad de Historia y Geografía de Oruro. Acto a desarrollarse en el salón "Alberto Guerra" de la Casa Patiño.

Ya comenzando la siguiente semana, el lunes 27 de marzo, celebrando el Día del Teatro se contará con una conferencia a cargo de distinguidos personajes del arte de las tablas como Omar Fuertes y Jimmy López, quienes expondrán el tema "El teatro como instrumento didáctico".

Sunday, March 19, 2017

El Museo del Litoral renueva sus salas

Con anticipación al 23 de Marzo, Día del Mar, el Museo del Litoral reluce sus salas, realizando un cambio museográfico a través de la renovación de los bienes patrimoniales que posee. El propósito de la exposición de piezas, textos y videos es ilustrar a los visitantes sobre la pérdida del departamento del Litoral a causa de la Guerra del Pacífico, en 1879.

CONMEMORACIÓN ANUAL

Dante Vera Patiño, responsable del Museo del Litoral, explicó: “Cada año tenemos una conmemoración que nos permite, con el aporte de estudiantes y de las personas que nos visitan, destacar el 23 de Marzo. Para ello tenemos una planificación en conjunto con las entidades educativas, a las que se les remite una invitación, para que juntamente con nuestras autoridades de la Secretaría Municipal de Culturas cooperen en los trabajos que se requieran, para un mejor lucimiento del mismo”, explicó.

“Los materiales que utilizamos son necesarios para recordar y al mismo tiempo apoyar los actos cívicos a efectuarse. Este año nos acompañarán colegios y también instituciones a quienes se les explicará la historia de la pérdida del Litoral y cuáles las consecuencias que sufrimos. La finalidad es difundir toda la historia del antes y el después de la pérdida del mar, a través de los textos de apoyo y los videos que se muestran en los recintos del museo”, dijo Vera.

VISITAS FRECUENTES

En el curso de cada año, las entidades educativas son las que más se acercan al Museo del Litoral, los estudiantes son los visitantes más frecuentes, y en especial en el Día del Mar, explicó el encargado del mismo.

El Museo del Litoral se creó para conmemorar el centenario del aniversario de la pérdida del libre acceso al océano Pacífico, con la intención de mantener en la memoria del pueblo boliviano la decisión firme de volver a las Costas del Pacífico y de no perder la reivindicación marítima. La institución se caracteriza por la difusión, la investigación y la recopilación de bienes. “Lo que queremos es que el pueblo sepa que Bolivia nació con territorio en Atacama y el Litoral, y que todo ese vasto territorio le fue arrebatado injustamente por Chile”, recalcó Vera.

El Museo del Litoral está situado en la Calle Jaen, No. 789; abre sus puertas todos los días desde las 9.00 hasta 12.00 horas y durante la tarde desde las 15.00 hasta 19.00. Los sábados y domingos se recibe a los visitantes a partir de las 9.00 horas hasta las 13:00 horas.

Saturday, March 11, 2017

Piezas del Museo de Arqueología estarían en nuevo recinto

Ante la notoria ausencia de piezas del Museo Arqueológico de La Paz, han surgido versiones de que fueron removidas a otros recintos fuera de esta capital. La redacción de EL DIARIO acudió a distintas fuentes oficiales del sector para efectuar las averiguaciones del caso, pero encontró renuencia, inclusive torpe, de algunas autoridades para atender a los requerimientos periodísticos.

MUSEO DE ARQUEOLOGÍA

Desde 1960, el Museo de Arqueología custodia la colección arqueológica más importante del país, la misma procede de distintas regiones geográficas del país, en particular de la cultura tiwanakota, pero actualmente existen sólo tres salas que están abiertas al público.

Se consultó sobre las denuncias recibidas en esta redacción al director del Museo Arqueológico y jefe de la Unidad de Arqueología y Museos, José Luis Paz, quien se negó a dar respuesta acerca del tema y argumentó: “No puedo hacer ninguna declaración expresa, toda consulta se debería realizar por conducto regular”; además, indicó que toda aclaración debería realizar primero el viceministro Jhony Tola.

La directora general de Patrimonio Cultural, Leonor Cuevas, mantuvo el mismo hermetismo sobre el destino de las piezas arqueológicas. Al respecto, afirmó que existe un comunicado de la Ministra Alanoca, donde se instruye que no se puede dar información alguna respecto a ningún tema, y que cualquier consulta debería realizarse en la Unidad de Comunicación del Ministerio de Cultura.

Enseguida, se recurrió a este funcionario, José Antonio Aruquipa, pero tampoco quiso o no pudo dar información alguna, menos formular una declaración al respecto.

MUSEO DE ORINOCA

El Museo de la Revolución Democrática y Cultural, en Orinoca, departamento de Oruro, es el más grande de Bolivia. Fue construido en una superficie de 10.814 metros cuadrados, divididos en tres bloques que llevan el nombre de los tres ayllus. ¿Las piezas del Museo de Arqueología se encontrarían en este basto recinto?

Según la información oficial, en el primer bloque puede apreciarse la historia de los pueblos originarios-indígenas. Este espacio se denomina Inchura, (Puma), tiene 3 pisos y un sótano y una superficie total de 2.042,85 m2.

En el segundo bloque, denominado Sullca (Llama), se encuentrarían los más de 13.000 regalos que habría recibido Evo Morales desde 2006. Ocupan 1.896,76 m2. Un tercer bloque, llamado Collana (Quiriquincho), contaría con dos pisos y una superficie de 1.595,88 m2. Tendría espacios de esparcimiento, como dos salas audiovisuales, un auditorio, dos salones de reuniones, un comedor comunitario y recintos para niños, tanto de recreación como de aprendizaje.

Museo Nacional de Arte presenta programa de muestras itinerantes

El Museo Nacional de Arte y su programa “El museo donde tú estás”, dependiente de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia, iniciará el programa de muestras itinerantes para la presente gestión, el mes de abril.

A solicitud del Gobierno Autónomo, la Federación de Juntas Vecinales y la Distrital de Educación del municipio de San Borja, Beni, las muestras: Obras Maestras del MNA y Operación Rescate – salvemos el Patrimonio serán presentadas a partir del 17 de abril en la Casa Municipal de Cultura del municipio beniano de San Borja, permaneciendo abierta y a consideración, sobre todo de los niños y jóvenes estudiantes hasta las primeras semanas del mes de abril de 2017.

“El museo donde tú estás” es un programa educativo y de difusión que el Museo Nacional de Arte lleva adelante a partir del mes de mayo de 2006, y está destinado a diversos públicos que viven en zonas alejadas, provincias del departamento de La Paz y a otras ciudades del territorio nacional, a través de muestras de una parte de su colección de arte virreinal, republicano, contemporáneo y la arquitectura de su edificio. Un conjunto de reproducciones que abarcan desde el siglo XVI hasta las últimas manifestaciones artísticas del siglo XX; la misma está dividida cronológica y temáticamente.

La exposición presenta algunos ejemplos como el Retrato de María Joaquina Costas y Garandías del siglo XIX para luego mostrar un panorama general del siglo XX en Bolivia y de sus principales movimientos como el “Indigenismo”, “Generación del 52” y la “Tendencia Nacional”.

Esta muestra se complementa con una colección de fotografías de nuestro Patrimonio Monumental, imágenes sobre Tiwanaku, Iscanwaya, Samaipata y otros sitios arqueológicos, además de iglesias coloniales, pinturas y monumentos nacionales que conforman la herencia artística e histórica de Bolivia.

Las muestras cuentan con un manual de difusión tanto para estudiantes como para profesores, para que sean ellos los que coadyuven a enseñar, preservar y difundir nuestro invalorable patrimonio.

El programa se complementa con la exposiciones producidas por el Museo Nacional de Arte, tal el caso de Mariniña dedicada a la vida y obra de Doña Marina Nuñez del Prado, Operación Rescate, muestra didáctica sobre la preservación y rescate del patrimonio Cultural; Historia de la Casona, muestra lúdica, a través de la cual, los pequeños visitantes conocen la historia de la casa que acoge al Museo Nacional de Arte; Miguel Alandia Pantoja; muestra producida junto al Ministerio de Culturas y Turismo, que rinde un homenaje al centenario del nacimiento del artista; La luz de la memoria, que narra los hechos luctuosos de la época de la dictadura en nuestro país. Se realizan, además, actividades didácticas a través de la proyección de documentales que narran el trabajo de los artistas más sobresalientes de nuestro país

Por medio de estas exposiciones itinerantes, difundimos el rico patrimonio artístico-cultural del que somos herederos, para incentivar su valoración, protección y conservación, reforzando de esta manera en niños y jóvenes, el conocimiento de la historia, nuestro arte e identidad cultural, esa es la motivación que nos lleva a traspasar nuestras salas y llevar adelante este programa especial saliendo al encuentro en las calles, colegios, centros culturales o allí donde un anfitrión quiera y pueda acogernos.

A la fecha “El museo donde tú estás” ha llegado a sitios y comunidades distantes, beneficiando principalmente a niños y jóvenes en edad escolar que por diferentes factores, no tuvieron la oportunidad de conocer y acceder a un museo y a la riqueza cultural que éstos exhiben.

El Museo Nacional de Arte quiere ampliar estos recorridos a distintos puntos de nuestro país, tanto en el área urbana como rural, para beneficiar así a un mayor número de poblaciones, barrios, centros culturales, educativos y público en general.