Thursday, December 1, 2016

Talleres vacacionales gratuitos en el Pipiripi

Una variedad de talleres creativos para toda la familia se impartirán en el Espacio Interactivo Memoria y Futuro Pipiripi, desde hoy hasta el viernes 23 de diciembre, como parte del programa vacacional que ofrece el espacio municipal, ubicado en la avenida del Ejército.

El único costo para acceder a cualquiera de los talleres de manualidades es el pago de la entrada al Museo Pipiripi, Bs 3.50 por persona, a partir de los tres años. La atención al público es de miércoles a viernes, de 9.30 a 12.30 y de 15.00 a 18.30, mientras que sábados y domingos, se atiende de 10.00 a 18.30.

Son siete talleres relacionados con las fiestas navideñas y uno contempla la temática medioambiental. Los cursos son gratuitos y solo debe pagarse el ingreso al espacio infantil. Los talleres están dirigidos a niños y consisten en el desarrollo de: Manualidades navideñas, elaboración de adornos y recuerdos con la temática de Navidad, de miércoles a viernes; Tejido, con la elaboración de miniaturas navideñas, de miércoles a domingo; Modulares en papel, en el que se realizarán arbolitos, estrellitas, coronas y otros adornos navideños elaborados con la técnica de origami modular, de miércoles a domingo.

Los talleres de Cestería, con la técnica de tejido con tubos de papel periódico, de miércoles a viernes, dictados a partir de las 15.00; Animalitos del pesebre, que se trata del modelado de animales en arcilla, de miércoles a viernes; Juguetes, elaborados con materiales reciclados, los sábados y domingos. También está el taller de Villancicos, donde se elaborarán instrumentos musicales con material reciclado y con ellos se interpretarán canciones de la época, igualmente los sábados y domingos por las mañanas.

Mi propio jardín de botella, El sábado 3 de diciembre se efectuará el taller, que consiste en construir un pequeño ecosistema que funcione de manera autosuficiente y que, una vez armado, debe ser sellado porque sólo necesita luz natural para subsistir sin necesidad de riego.

Esta es una actividad impulsada por el Goethe Institut. El taller se realizará a partir de las 11.00 hasta las 17.00 o hasta terminar con el material disponible (plantines y botellas). Para terminar esta actividad, se tendrá la proyección del filme ‘Samuel en las Nubes’, de Pieter Van Eecke. La película ofrece una mirada poética sobre las consecuencias de las alteraciones del clima en la vida de las personas.

“Diciembre es el mes de la familia en el Museo Pipiripi, en este sentido todas las personas que visiten el espacio tendrán la oportunidad de participar de todos estos talleres de creatividad, dirigidos a toda la familia”, señaló Sergio Ríos, responsable del Museo Interactivo.

Aportes a la Exposición de Pesebres y Reliquias en Tambo Quirquincho

Hasta el 7 de diciembre, todas las personas, familias, agrupaciones, parroquias o entidades que cuenten con pesebres navideños, nacimientos de antaño y reliquias referentes a esta temporada del año, con más de 50 años de antigüedad, podrán participar de la muestra ‘Celebración del Nacimiento del Niño Jesús’ 2016.

Se recibirán los aportes en el museo ubicado en la calle Evaristo Valle y plaza Alonso de Mendoza, de martes a viernes, en los horarios de 9 a 12.30 y de 15 a 19 horas; el fin de semana se recibirá de 9 de la mañana hasta las 13. “Con las puertas abiertas el museo espera las contribuciones de todo el pueblo paceño” indicó Miriam Salcedo, responsable del Tambo Quirquincho.

Los pesebres y piezas seleccionadas formarán parte de la exposición que se presentará desde el 14 de diciembre hasta el 6 de enero de 2017. Con esta actividad se quiere rescatar la tradición del armado de los nacimientos y compartirlos con toda la ciudadanía.

Se procura involucrar a la población paceña en la muestra artística, que se realizará con el apoyo y desprendimiento de los vecinos, quienes resguardan valores y tesoros en sus hogares y que tienen la oportunidad de exhibirlos a toda la ciudadanía.

En este sentido, se ha convocado también a las embajadas y a coleccionistas particulares de arte religioso para que sean la base de la exposición. “Hemos visto que en el municipio se arman pesebres de gran tamaño, con lo que se fusionan lo tradicional con lo actual, pero también existen objetos que son preservados desde hace bastantes años”, finalizó Coronado.

La actividad, a realizarse en el museo, procura resguardar la tradición del armado de pesebres y nacimientos, pero además poner a la vista del público estas obras y reliquias que serán admiradas por todos los visitantes,

“Esta es una convocatoria pública para que toda familia, persona, grupo, parroquia, que tenga un nacimiento de alto valor estético, patrimonial, que haya cobrado importancia por la antigüedad, que sean reliquias, presten sus obras al Museo Tambo Quirquincho, para su exposición”, expresó Vania Coronado, Jefe de la Unidad de Museos Municipales.

Sin embargo, resulta conveniente ofrecer las garantías necesarias sobre la seguridad y cuidado de los aportes que se hagan temporalmente al Museo para las exhibiciones de este año.

Saturday, November 26, 2016

El museo Nacional de Arte presenta la exposición “Don Donación”

La exposición temporal “Don Donación” será inaugurada el viernes 2 de diciembre, consiste en la presentación de obras de arte, fotografías, material audiovisual y otro tipo de bienes, con el propósito de generar conocimientos, emociones y reflexiones con relación al acto de donar y recibir en reciprocidad, como característica principal de las culturas prehispánicas.

La curadora del Museo Nacional de Arte, Fátima Olivarez, explicó “La donación se constituye en un acto voluntario, en el cual una persona cede a otra por decisión y voluntad propias determinado bien, objeto, propiedad, o algún otro bien material que permitiría ser de beneficio de la persona receptora”.

Sobre la costumbre de donación de obras religiosas, se tiene referencias de la Edad Media, cuando personas pertenecientes a familias poderosas, sobre todo de Italia y Francia, hacían donaciones a las iglesias de una obra de arte, un retablo o finalmente la construcción y decoración de la misma.

El motivo principal era lograr incluirse e involucrarse en la sociedad, tras la existencia de “grandes” familias como la de banqueros o comerciantes. El cristianismo fue la base de los actos de donación, logrando su diversificación a lo largo del tiempo.

Para el arte pictórico en el siglo XVIII se identificaron obras con donantes incluidos en la presentación, como una forma de devoción o agradecimiento que permitirá plasmar al donante o la donante en la obra.

Para el caso boliviano tenemos obras pictóricas en colecciones de museos y colecciones privadas, en la que se evidencia la presencia del donante en la propia composición pictórica, existiendo ejemplares donde se representa a un donante o a una pareja de donantes.

Desde la mirada a las expresiones culturales se evidencia que la realización de “prestes” en pueblos y ciudades se constituye en una “costumbre” urbana y popular, en el mismo sentido devoto, pero al mismo tiempo entendiendo a la donación como una ofrenda o concesión.

Las fiestas en devoción a diferentes santos, son algunos ejemplos de la práctica de la donación a los “pasantes” del preste, que con devoción e inversión económica demuestran su agradecimiento. Un ejemplo constituye el caso de la Fiesta del Señor Jesús del Gran Poder, no solamente los prestes sino también los “donantes” se identifican como la estructura de devoción pero al mismo tiempo de inclusión y poder económico. Es en fraternidad y confraternidad que los prestes reciben de sus “donantes” dinero en efectivo, fardos de cerveza, donación de pago de orquesta y muchas otras donaciones, generando además el compromiso de intercambio (también llamado ayni).

La muestra, que contará con el aporte del trabajo de artistas contemporáneos, fotógrafos y productores audiovisuales, Se inaugura el viernes 2 de diciembre, a horas 19:00 y permanecerá abierta al público hasta el 8 de enero del 2017, en ambientes del Museo Nacional de Arte, ubicado en la esquina de las calles Comercio y Socabaya.

Para preservar la tradición Exposición de pesebres en el Tambo Quirquincho

Todas las personas, familias, agrupaciones, parroquias o entidades que cuenten con pesebres navideños, nacimientos de antaño y reliquias referentes a esta temporada del año, pueden participar de la muestra ‘Celebración del Nacimiento del Niño Jesús’ 2016, a realizarse en el Museo Tambo Quirquincho. Con esta actividad, se pretende preservar la tradición del armado de pesebres y nacimientos, pero además poner a la vista del público estas obras y reliquias.

Desde el 24 de noviembre hasta el 7 de diciembre, se recibirán las propuestas en el museo ubicado en la calle Evaristo Valle y plaza Alonso de Mendoza. Los pesebres y artículos seleccionados formarán parte de la exposición que se presentará desde el 14 de diciembre hasta el 6 de enero de 2017.

“Esta es una convocatoria pública para que toda familia, persona, grupo, parroquia, etc. que tenga un nacimiento de alto valor estético, patrimonial, que haya cobrado importancia por la antigüedad, que sean reliquias, presten sus obras al Museo Tambo Quirquincho para su exposición”, expresó Vania Coronado, Jefe de la Unidad de Museos Municipales.

Coronado indicó que se quiere rescatar la tradición del armado de los nacimientos y compartirlos con toda la ciudadanía. “Se pretende involucrar a la población en la muestra artística. Esta exposición se realizará con los ciudadanos mismos que resguardan valores, tesoros en sus hogares y que bien pueden exhibirlos a toda la ciudadanía”, complementó.

En este sentido, se ha convocado también a las embajadas y a coleccionistas particulares de arte religioso, para que sean la base de la exposición. “Hemos visto que en el municipio se arman pesebres de gran tamaño, que contienen detalles, donde fusionan lo tradicional con lo actual, pero también existen objetos que son preservados desde hace bastantes años”, finalizó Coronado.

Para cualquier referencia, los interesados pueden llamar al teléfono 2390969. Las inscripciones son gratuitas y debe realizárselas en horarios de oficina.

Sunday, November 20, 2016

Los morenos y su evolución en el tiempo

Uno de los sitios más atractivos del Museo Nacional "Eduardo López Rivas" es la sala número 7 dedicada al folklore y por no decirlo de otra manera a la historia del Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

No cabe duda que hoy daremos un recorrido lento al compás de la morenada, donde se observa la evolución de las máscaras de esta especialidad de danza. Para ello, nuestro guía Juan Alberto Mancilla nos explicará acerca de sus cualidades. La danza de la morenada se inició en la época de la colonia, cuando los españoles trajeron a esta parte del continente a los africanos en calidad de esclavos.

Los visitantes no pudieron adaptarse fácilmente a este nuevo mundo, por ello, sufrieron transformaciones incluso de sus fisonomías. Un claro ejemplo de ese cambio son las caretas. La más antigua data de 1875 elaborada por don Pánfilo Flores, sus facciones son más humanas, refleja la tristeza y el dolor de su sometimiento.

Con el cambio del clima, también tienen la salud maltratada, aspecto que se nota en sus rostros, como la hinchazón del labio o se salen de sus órbitas los ojos, presumiblemente por la presión del aire de la parte altiplánica.

Pasa el tiempo y las caretas se van estilizando con una serie de elementos, como los dientes formados por yeso y en otras de espejos o vidrios catedral. Los rostros se van cubriendo de barba, bigote y entran piezas decorativas como las piedras de fantasía y los espejos.

Asimismo, se observa a un rey caporal o capataz, vestido con un traje de levita. El traje que se expone data de 1900 aproximadamente elaborado con el verdadero hijo Milán con una serie de simbologías, como la cosecha y el florecimiento de la madre Tierra.

Finalmente, se observa las máscaras estilizadas con ojos saltones, el uso de la cachimba o pipa y el peluquín haciendo referencia al señorío europeo, además del ensanchamiento de las fosas nasales, el alargamiento de la lengua y otros elementos decorativos en algunos casos con la mitología del Carnaval de Oruro y en otros con arañas u animales que no son parte de la tradición de la Alta Tierra de los Urus.





Monday, November 14, 2016

Museo Nacional de Arte concluye recorrido en Pando




Con una exposición que arranca este martes 16 de noviembre en Cobija y Porvenir, municipios del departamento de Pando, el Museo Nacional de Arte (MNA), termina el ciclo itinerante de su programa educativo y de difusión “El Museo Donde Tú Estás”.

Este programa, diseñado con material audiovisual didáctico, está destinado a diversos públicos de zonas alejadas, principalmente población estudiantil y profesores que carecen de la posibilidad de conocer la ciudad de La Paz y de la posibilidad de visitar un museo.

El recorrido del museo itinerante prioriza provincias y ciudades intermedias del territorio nacional, a través de muestras como las colecciones de Obras Maestras, el Cuidado y Protección del Patrimonio Monumental Boliviano y la exposición dedicada al maestro Miguel Alandia Pantoja.

Con la coordinación de la Dirección de Cultura del Municipio de Cobija, “El Museo Donde Tú Estás” recibirá delegaciones de diferentes núcleos escolares de los municipios citados, quienes podrán apreciar la muestra “100 años - Homenaje a Miguel Alandia Pantoja”.

Paralelamente, en el Coliseo Federico Román de Porvenir, se instalarán dos muestras: “Obras Maestras del MNA” y “Operación Rescate”. La primera, compuesta por fotografías de obras creadas entre los siglos XVI y XX, clasificadas cronológica y temáticamente, que incluye una serie de ángeles y arcángeles arcabuceros, además de vírgenes y santos entre los que sobresalen la Virgen Cerro y la Virgen de Guadalupe de la Catedral de Sucre, culminando con obras de Melchor Pérez Holguín. Además están los trabajos que muestran un panorama general del siglo XX en Bolivia y los principales movimientos plásticos, como el “Indigenismo”, “Generación del 52” y la “Tendencia Nacional”.

Museo Militar: La joya que encapsula historia

Cobijado en un edificio colonial, ataviado de imágenes, nombres y objetos de algunos de los episodios que marcaron la historia y el rumbo de Bolivia, se encuentra el Museo Histórico Militar Mariscal Antonio José de Sucre, en pleno centro de la Capital, tan único como olvidado. En sus ambientes se encuentran objetos y reseñas que nos ayudan a repasar la Guerra del Pacífico, del Chaco, del Acre, las Guerrillas y la creación y fortalecimiento de las Fuerzas Armadas y el Ejército, pero pese a que es uno de los pocos lugares donde se puede apreciar tantos detalles de hechos bélicos en los que los ciudadanos entregaron sus vidas por el país, pasa bastante desapercibido entre la población. El ingreso al Museo Histórico Militar cuesta sólo Bs 5, aunque para estudiantes que vienen en grupo la entrada baja de costo a Bs 1; su ubicación está en pleno centro de la ciudad, pero de todas maneras muchas personas desconocen su existencia, comenta el director del Museo Histórico Militar, coronel Dante Rosa, para quien es curioso que cuando toma un taxi y pide que le lleven al mencionado recinto, los conductores dicen que no saben dónde es, pese a que conocen la Región Militar que es donde se encuentra el repositorio. EL MÁS EQUIPADO El museo militar en Sucre es el más completo de todo el país, porque es el único que tiene espacios dedicados a las tres Fuerzas Armadas: el Ejército, la Armada Boliviana y la Fuerza Aérea. Si bien hay museos en las distintas unidades militares como política de las Fuerzas Armadas, con objeto de incentivar el fervor cívico-patriótico, explica Rosa, el de la Región Militar tiene objetos especiales. Tesoros de la historia, por así decirlo. “Acá contamos no sólo con armas o historia del Ejército, sino de cada fuerza”, remarca el Director. El Museo cuenta con una sala del Ejército donde se organizó objetos de manera cronológica, desde el nacimiento de la República hasta la guerrilla de Ñancahuazú. En otra sala se tiene la exposición correspondiente a la Fuerza Aérea que cuenta también con una galería de comandantes, héroes y el armamento que se utilizó en la Guerra del Chaco, por ejemplo. La Armada Boliviana también tiene un espacio especial, con réplicas de las naves con las que cuenta y contó la Armada, además de cuadros del histórico cañonero que perteneció a Bolivia y fue parte de la Guerra del Pacífico. LO MÁS DESTACADO Entre los objetos más destacados que componen las muestras del Museo Histórico Militar se encuentra un cañón que fue fabricado después de la Guerra del Pacífico, cuya única diferencia de los que se usaron en esa época es que éste, ubicado al ingresar el museo, tiene estrías. Además se tiene otro parecido al denominado “Hualaycho” utilizado en la Guerra de la Independencia. Otro cañón que se exhibe en sus ambientes es uno de Paraguay que se cree se obtuvo durante la Guerra del Chaco. “Tenemos otro cañón paraguayo que me imagino fue desmantelado y se trató de darle forma pues no tiene ruedas y se le improvisaron unas para que tenga su postura imponente de cañón”, comenta Rosa. Siguiendo con los cañones, el museo tiene otros que fueron parte de la Segunda Guerra Mundial y se trajeron al país para el adiestramiento del personal. Otro de los elementos que destacan dentro del museo es el hecho de que se tiene una lista de los que participaron en el Destacamento 111, en la Guerra del Chaco, el grupo de tropa más destacado de ese encuentro bélico porque demostraron la valentía del soldado boliviano al defender Boquerón. La lista se trabajó con bastante prolijidad con base en la documentación existente de las partes que se enviaban en la guerra. Familiares de aquellos que participaron en la Guerra buscan información de sus antepasados y suelen acudir al museo militar donde incluso se extiende una certificación. “Acá se formó el Destacamento 111 y todo chuquisaqueño debería sentirse orgullo, por la gente profesional y culta que fue a luchar”. Como parte del Destacamento, se formaron cinco compañías, la primera fue a pie desde Sucre hasta el lugar del enfrentamiento en la frontera con Paraguay, mientras que las siguientes cuatro fueron transportadas en motorizados hasta la guerra. Si bien no se tiene un detalle del lugar de origen de los soldados que fueron parte del Destacamento 111, se sabe que no sólo participaron hombres de la Capital, sino también de las provincias de Chuquisaca y del norte potosino, como Ravelo, entre otras localidades. Sin embargo, una de las piezas más nuevas y atractivas con las que cuenta el museo son los restos momificados de dos soldados que cayeron en la Guerra del Pacífico y que fueron repatriados desde Perú el año pasado, luego de haber sido encontrados siete años atrás. De acuerdo con Rosa se están haciendo todos los esfuerzos necesarios para que las momias puedan estar en exposición, una meta para la que necesitan unas urnas especiales valuadas en unos Bs 20.000 que esperan adquirir a través de un proyecto que se preparará entre las Fuerzas Armadas y el Ministerio de Culturas, al que ya le hicieron la solicitud. El Ministerio de Culturas y las Fuerzas Armadas de Bolivia (FFAA) preparan un proyecto para garantizar el tratamiento permanente de este patrimonio histórico correspondiente a la Batalla del Alto de la Alianza. Tras una supuesta denuncia de que las momias corrían riesgo de deterioro, el director del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Antropológicas de la Universidad San Francisco Xavier, Edmundo Salinas, informó que los restos son sujetos de constantes controles para su preservación y que en abril de este año, un equipo multidisciplinario de la casa de estudios superiores realizó un cultivo de hongos en cajas petris que resultó negativo, además de verificar que la humedad en las actuales urnas subió sólo un grado y que ese cambio no afectará a los restos que se encuentran saludables. Su recomendación es la compra de las urnas que determinaron para este tipo de tejidos. RECUPERACIÓN DE ARMAMENTO Debido a que muchos soldados trajeron consigo algunos objetos una vez concluida la guerra, es muy común que familiares tengan en su poder fotografías, medallas o incluso, granadas. Este año el personal especializado del Museo Militar recogió dos granadas y cajas de uso militar, las que desactivaron e hicieron mantenimiento para su exposición. “Tenemos protocolos para su manejo, si es que (alguien) tiene en casa les invito a que puedan avisarnos porque sí es un riesgo y no sabemos en qué estado están, es mejor que estén en un lugar seguro, acá las desactivamos y exponemos”, comenta Rosa al recomendar a la población que acuda al museo en caso tenga algún objeto que parezca armamento militar. Pronto, el Director del Museo Militar espera ir a un domicilio en Cochabamba, tras la visita de una persona que les informó que al parecer tiene “granadas o algo similar” en su casa, dejada por uno de sus abuelos, por lo que el recojo puede hacerse incluso de otras ciudades. Asimismo, una de las labores que demanda bastante atención es el mantenimiento del edificio al ser una construcción bastante antigua; además, este año el museo logró tener más personal para trabajar, aunque el Director del museo afirma que le gustaría tener un mecánico armero que pueda ayudar a desmontar o arreglar el armamento que requiera de mantenimiento. Actualmente el museo cuenta con un soldado guía y cuatro suboficiales que están en condiciones de removerse como guías y que cuando no hay visitas desempeñan funciones de mejoramiento y reparación de las instalaciones. Si bien algunas unidades educativas visitan este museo, es cierto que falta promover más este y otros sitios que reúnen en sus ambientes objetos inigualables para entender la historia del país y de la región.